Incandescentes, halógenas, fluorescentes, LEDs…¿Sabes qué tipo de bombilla es cada una?

tipos de bombillas

Las bombillas incandescentes ya son cosa del pasado, y las halógenas pronto pasarán a serlo. La tecnología LED es el presente y futuro de la iluminación, aunque a día de hoy sigan conviviendo bombillas halógenas y bombillas fluorescentes con las bombillas LED.

¿Qué tipo de bombillas hay?

Las lámparas incandescentes son las más antiguas y las menos eficientes. Ya no se fabrican ni se comercializan. Su funcionamiento es sencillo: una corriente eléctrica pasa a través de un de filamento de tungsteno y lo calienta hasta que brilla. Su mayor inconveniente era que solo una pequeña proporción de la energía que recibía se convertía en luz, mientras que el resto era calor. Además, tienen más riesgo de causar incendio ya que alcanzan temperaturas más elevadas.

Por su parte, las lámparas halógenas son muy similares en funcionamiento a las incandescentes, pero con un par de pequeñas diferencias: El filamento es de wolframio y contienen una pequeña cantidad de gas halógeno que prolonga la vida útil de la bombilla.

Las luminarias halógenas mejoran un poco el rendimiento de una bombilla incandescente, pero también pierden mucha energía en forma de calor. Además, su comercialización en Europa también es cosa del pasado, ya que dejaron de venderse desde septiembre de 2018.

¿Es la bombilla fluorescente una alternativa?

Lo fue en su momento. Hasta ahora, las lámparas fluorescentes fueron una buena alternativa a la iluminación tradicional. Consumían menos, perdían menos calor y duraban más tiempo. Sin embargo, tienen dos inconvenientes bastantes importantes. El tipo de luz que emiten es demasiado blanca y no es precisamente acogedora, y además, tienen ese retardo al encenderlas hasta que alcanzan el brillo máximo. No tienen un encendido de 0 a 100 como sucede con la mayoría de la iluminación LED.

lampara fluorescente

El futuro es para las bombillas LED

Las bombillas LED producen la iluminación más duradera y eficiente disponible hoy en día.

Su funcionamiento es totalmente revolucionario con respecto a las otras bombillas. Las lámparas LED reciben ese nombre por las siglas en inglés de diodo emisor de luz. En términos sencillos, este diodo tiene dos partes por las que la corriente solo puede pasar en un sentido, de manera que al hacerlo se emite luz (te explicaremos esto de forma técnica en otra publicación).

Este tipo de tecnología tiene la ventaja de ser muy eficiente energéticamente, consume muy poco y minimiza las pérdidas de calor.

Además, al poder fabricarse de diferentes materiales, se pueden conseguir diferentes colores, desde colores más blancos hasta ambientes más cálidos, lo que se conoce como temperatura de color.

grafica tipos de bombillas

Si estás pensando en cambiar las bombillas de casa, lo mejor que puedes hacer ahora mismo es utilizar bombillas LED, ya que superan con creces el rendimiento de los otros tipos de iluminación.

¿Te ayudamos a elegir tus bombillas LED? 👇🏽

 

CONSEJOS PARA ESCOGER LA BOMBILLA PERFECTA

25263 Total vistas 9 Hoy

Deja una respuesta